¿Qué es un Dinosaurio?

Sin lugar a dudas, los dinosaurios son el grupo de animales extinguidos más conocido por el gran público. La ficción cinematrográfica, la literatura o la banda diseñada, además de una enorme lista de documentales (caso especial “Caminando entre Dinosaurios” de la BBC, que marcó un antes y un después), libros y coleccionables, especialmente para niños, han mostrado a la gente un enorme panteón de dinosaurios. Convertidos en el mayor emblema de la prehistoria.

velociraptors-sm

Pero ¿Quiénes son realmente estos animales? ¿Qué hace que un dinosaurio sea un dinosaurio?

Antiguamente (y cuando yo aún era pequeño) se consideraba que se trataba de reptiles, de inmensos lagartos. Después de todo, la palabra dinosaurio significa «lagarto terrible». Pero esta idea se ha visto completamente trastornada, considerándolos más aves que lagartos.

El concepto “Dinosaurio” fue acuñado en 1841 por el influyente naturalista británico Richard Owen. Owen, apodado el Cuvier francés, era una de las más altas figuras del Real Colegio de Cirujanos de Londres y su prestigio personal era importante. Entre sus admiradores estaba el príncipe Alberto, esposo de la reina Victoria, y había sido un estrecho colaborador del joven Charles Darwin, con quien cooperó en varias investigaciones y en la Linnean Society de Londres.

Era también un declarado antievolucionista.

Pongámonos en situación: Owen vivió en la época posterior a la publicación del Sistema Naturae por parte del sueco Karl von Linneo, que incluía a los seres humanos dentro del reino animal, en un grupo de mamíferos llamado “primates”. Desde el primer momento, Linneo fue víctima de las agresiones creacionistas que consideraban que esta interpretación degradaba a los seres humanos del estado divino que les atribuía el génesis bíblico, críticas que replicó afirmando que no veía una diferencia física entre humanos y animales, más allá de una idea de “nobleza” filosófica. También afirmó que los seres vivos deberían haber cambiado.

A partir de entonces, comenzaron a surgir diferentes teorías sobre la “evolución”, de la cual la más importante fue la de Lamarck sobre la herencia de los caracteres adquiridos. La teoría de Lamarck postulaba que existía un incremento de la complejidad conforme se ascendía en la escala biológica, esta tendencia intrínseca a la complejidad implicaría que la complejidad y eficiencia de los seres vivos se incrementaría desde el pasado al presente.

Desde el primer momento la teoría lamarckiana encontró una enconada oposición incluso dentro de la anticlerical Francia Revolucionaria, oposición que fue personificada por el barón Georges Cuvier. Cuvier estableció el concepto de extinción y afirmó que las extinciones del pasado se habían debido a cataclismos de origen divino (como el diluvio universal) que reiniciarían la historia de la vida.

La oposición intelectual entre Lamarck y Cuvier supuso dos tendencias: el saltacionismo (Cuvier) y el progresionismo (Lamarck).

Owen entró en un mundo donde la evolución era una teoría poco desarrollada que algunos podían tildar de herejía y, aunque salió de otro donde la evolución estaba demostrada, plantó batalla contra la teoría de Lamarck. Esta no daba lugar a las extinciones y exigía un incremento constante de la complejidad, Owen hizo de aquellos dos puntos flacos las bases de su ataque.

En 1841 reunió tres géneros de reptiles extintos descubiertos en Gran Bretaña: el Iguandon y el Hylaeosaurus descritos por Gideon Mantell y el Megalosaurus descrito por William Buckland. La afirmación, bien documentada, de Owen era que estos tres reptiles tenían cinco vértebras fusionadas en la región pélvica. Esta fue la primera característica común de los dinosaurios.

Además, Owen revisó los trabajos de Mantell y Buckland determinando que aquellos animales debían de parecerse a mamíferos paquidermos y ser más pequeños de lo estimado (9 metros el Iguanodon y 8 metros el Megalosaurus). Todo esto fue plasmado en los modelos de la exposición universal de Londres.

El postulado ideológico de Owen era el siguiente: los dinosaurios habían sido el grupo de reptiles más sofisticados y “evolucionados” de todos los tiempos y se habían extinguido, acaso a causa del diluvio universal, con lo que eran incompatibles con los postulados de Lamarck, un poderoso argumento antievolutivo.

Para desgracia de Owen, en 1859 su antiguo amigo Charles Robert Darwin publicó en colaboración con Alfred Russel Wallace la primera edición de “El Origen de Las Especies”, que no tardó en ser seguido por “El Origen del Hombre”. La nueva teoría de la evolución por selección natural y selección sexual (mal llamada darwinismo) no tuvo problema para asimilar unos grandes reptiles avanzados extinguidos y Thomas Huxley (apodado “el Bulldog de Darwin”) se convirtió en un duro crítico de Owen a quien derrotó en numerosas ocasiones. Owen nunca se lo perdonaría a su viejo amigo Darwin, cosa que debió doler mucho a este último.

Como la historia ama a los vencedores, en 2009 la estatua de Owen que presidía del Museo Británico fue reemplazada por otra de Darwin. Un homenaje merecido para el segundo, pero un castigo excesivo para el primero.

Fuera de estas pendencias ideológicas, los dinosaurios entraron dentro del sistema darwiniano como un grupo de primitivos reptiles cuyo conocimiento fue incrementándose junto con su fama gracias a las numerosas expediciones de investigación emprendidas en todo el mundo. Su carácter cosmopolita ha sido uno de los factores que más han ayudado a tornarlos universales.

Conforme los descubrimientos fueron acumulándose, la imagen de los dinosaurios fue transformándose de lagartos gigantes a criaturas completamente diferentes. Y también se probó que no estaban completamente extinguidos, sino que las aves forman parte de su linaje hasta el punto que se actualmente se ha definido a los dinosaurios como “dinosaurios no avianos”.

También el mito de la estupidez de los dinosaurios se fue diluyendo al comparar el tamaño de sus cerebros con el de otros reptiles y animales al comprobar que su coeficiente de encefalización llegaba a superaba el de muchos reptiles modernos, llegando a igualar el de algunas aves en el géneros como el Troodon.

A finales del siglo pasado, se los definía como reptiles terrestres (ni voladores ni acuáticos) que vivieron durante el mesozoico y eran capaces de caminar erguidos sobre patas rectas. Aunque esta definición los agrupaba satisfactoriamente, con el tiempo se ha visto refutada al descubrirse dinosaurios capaces de volar (casos como el Microraptor) y con plumas, además de la pérdida de valor taxonómico del término reptil, grupo que se vio dividido en tres grupos: anápsidos, diápsidos y sinápsidos.

Los anápsidos están extinguidos, los diápsidos incluyen los animales llamados reptiles y a las aves y los sinápsidos a los mamíferos y sus antepasados.

Así, las definiciones previas de “dinosaurio” han perdido su vigencia técnica pero los estudios durante el siglo XXI han refrendado la naturaleza monofilética de los dinosaurios. Esto es, se trataba de un grupo de animales que compartían un antepasado común estrechamente emparentado con los antepasados de los cocodrilos y de los pterosaurios, que no fueron dinosaurios pero si un grupo hermano.

¿Cuál es la definición actual de “dinosaurio”?

Las definiciones actuales siguen incluyendo la postura erguida, con una cadera perforada y un fémur con cabeza lateral redondeada para encajar en la abertura. Su tobillo estaba articulado en la línea bajo el astrágalo y el calcáneo, no entre ellos (compartido con los pterosaurios). También presentan tres vértebras en la región sacra.

A ello hay que añadir los huesos huecos que han heredado las aves y la aceptación mayoritaria de que eran capaces de regular su temperatura interna de forma más o menos eficiente.

Los dos grupos separados históricamente son saurischia (cadera de reptil) y ornithischia (cadera de ave). Los dinosaurios más antiguos se encuentran entre los primeros y su cadera se parece a la de antepasados como Euparkeria y Lagosuchus, de modo que podemos considerarlo como un elemento basal y que ornithischia se separó tempranamente en el triásico.

Dado que la cadera de ornithischia y de las aves es similar pero que las aves evolucionaron a partir de dinosaurios carnívoros del jurásico, esta cadera evolucionó en dos momentos diferentes en la historia del grupo. Exactamente lo mismo parece haber sucedido con las alas plumíferas.

Las plumas se consideran propias de algunos miembros de saurischia, los llamados coeluriosaurios, considerados antepasados de las aves, mientras que ornithischia presentaba piel escamosa que ha sido encontrada en numerosas ocasiones. Sin embargo, recientemente se ha descubierto un dinosaurio de cadera de ave del triásico que podría tener plumas (la discusión sigue abierta).

A día de hoy se considera a los dinosaurios cómo un grupo monofilético cuyas características definitorias estaban en la cadera y los tobillos encuadrado dentro de los diápsidos estrechamente relacionados con los cocodrilos y los pterosaurios, las aves son un ramal del linaje de los dinosaurios.

Todos estos linajes descienden de los llamados tecodontos, un grupo de diápsidos anfibios del pérmico y el triásico que desarrollaron una cadera que favoreció la postura erecta. Los cocodrilos nunca terminaron de desarrollarla mientras que los dinosaurios llegaron a una postura totalmente erguida que han heredado las aves.

Tecodontos, cocodrilos, pterosaurios, dinosaurios y aves forman un grupo llamado “arcosaurios” (reptiles antiguos) que nunca ha recibido un completo rango taxonómico pese a que, en 1975, Adrian Desmond sugirió una nueva clase llamada Dinosauria que incluiría cuatro órdenes: cocodrilos, aves, saurischia y ornithischia. La falta de respuesta y la ausencia de tecodontos y pterosaurios dejó la idea en el olvido.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Biología, Evolución

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s