Los Dioses del Mar: Mitología Fenicia

Los fenicios fueron un fenómeno extremadamente importante en el mediterráneo pero no son pocos los estudiosos que cuestionan su naturaleza como pueblo diferenciado de los demás pueblos semitas de la franja sirio palestina. De hecho, Fenicia era solo una región costera de oriente.

Estos fenicios o púnicos practicaban la religión semítica de la zona, muy similar a la de los ugaritas que los precedieron.

Según esta religión había un dios primordial llamado El que fue el progenitor de los demás dioses o Elohim. Entre estos dioses muchos eran referidos como Ba’al.

Si El deriva de la raíz semítica escrita L que significa “dios”, Ba’al tiene numerosas interpretaciones pero hay consenso en que significa “señor” o “amo”, aunque también puede hacer referencia a “ciudadano” en un sentido político.

Las interpretaciones antiguas sostenían que el Ba’al era como un dios supremo local de cada ciudad y estaba casado con Ashtaté, la señora de los caballos. Pero las investigaciones dan a entender que existía un gran número de ba’alim (plural de Ba’al), cada uno con un epíteto relacionado con un lugar divinizado o un campo de actuación.

Así, en Sidón adoraban al Ba’al de Sidón como dios principal mientras que en Ugarit (ciudad que no se considera fenicia) el rango superior era para El y el dominio del trueno correspondía a Ba’al Zabad.

Con todo, existían dioses de basta difusión como Melkart (asimilado a Hércules), Eshmun o Anar.

Los cartagineses adoraban como dios supremo a Ba’al Hammón, cuyo nombre se ha interpretado como “señor de los altares de perfumes” o “señor de las ascuas”, y lo casaron con Tanit que reemplazó a Ashtarté. Tras la conquista romana, Ba’al Hammón fue asimilado como Saturno Africano.

Con la dispersión que alcanzó la cultura fenicia y la trascendencia capital que tenía la navegación en su cultura, no es de extrañar que los ba’alim asociados y al mar fueran abundantes. Pero también son difíciles de identificar.

Uno de los mejores documentos en este sentido es la lista de divinidades que participan en el llamado “Juramento de Aníbal” en que el general cartaginés se alía con el rey Filipo V de Macedonia. Para aportar solemnidad, cita nombres de dioses griegos en tríadas y muchas veces se ha interpretado estas tríadas como alusiones a los panteones de Tiro y Cartago.

La primera tríada es Zeus, Hera y Apolo. Ba’al Hammón, Tanit y Daimon.

Heracles e Iolaos: Melkart y Eshmun.

Y finalmente Ares, Tritón y Poseidón: Ares sería Ba’al Haddad, Tritón Ba’al Malage y Poseidón Ba’al Safón. Según la interpretación de Serge Lancel.

¿Quién es el Ba’al Safón identificado con Poseidón? Su nombre significa “señor del monte Safón” (monte cercano a Ugarit) o “señor del norte” y se sabe que tenía un templo en Cartago y se sabe que se le hacían sacrificios gracias a una lista encontrada en Marsella.

Hace décadas se consideraba un dios propio de los cartagineses pero se han encontrado pruebas de su presencia en oriente en un tratado entre Tiro y Asiria donde se afirma que causará tormentas contra el que rompa el tratado. En el siglo III se lo adoraba en Egipto como un dios agrario.

Pese a ello, en época púnica sus atribuciones y las de Ba’al Malage parecen asociadas al mundo naval. Concretamente, se considera a Ba’al Safón como “protector de los navegantes”, función muy importante para los fenicios que explica que Ba’al Safón estuviera en muchos casos cerca del rango de Ba’al Hammón.

Su culto llegó a los tartesios a través del comercio con Cartago y tenía un templo en Caura.
A día de hoy es el dios del mar fenicio mejor señalado.

Como la mayor parte de los ba’alim fenicios, Ba’al Safón tiene alguna referencia bíblica. Debemos tener en cuenta que ba’al era la forma de referirse a los dioses locales en el conglomerado de pueblos semíticos de siria y Palestina, de modo que estos ba’alim eran competencia del dios único abrahánico y la Biblia los sataniza como dioses falsos. En el caso de Ba’al Safón, se afirma que los egipcios alcanzaron a los hebreos cerca de Ba’al Safón durante el éxodo.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Mitología

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s