Los Dioses del Mar: China

La mitología china es antiquísima pero, sobretodo, es el resultado de la interacción por un lado de tres sistemas cosmogónicos diferentes: el taoísmo, el confucianismo y el budismo. Y por el otro del diferente aunque paralelo desarrollo de las tradiciones populares y cultas.BiScheibe14

El taoísmo deriva de las creencias tradicionales del pueblo chino, presentando los elementos más populares y folklóricos, podría ser definido como una enorme constelación de mitología y filosofía populares.

El Confucianismo es una tradición culta asociada a las enseñanzas de Confucio (Kong Fuzi, Maestro Kong) que tienen un profundo elemento filosófico y moral y religiosamente tiende al agnosticismo volcando la adoración hacia los antepasados.

El budismo es una filosofía originada en la India religiosamente atea que los chinos asimilaron en su vertiente más popular y permeable adorando al buda Amitabha al que llamaron Emituofo que prometía la salvación a quien se arrepintiera de sus pecados.

El alma de la mitología china no se parece a las occidentales ya que no trata de explicar el universo sino el origen de la civilización y tiene por héroes a los sabios emperadores y maestros. Ello no implica que carezca de mitos de la creación ni de divinidades, pero no son sus elementos nucleares.

Por si todo esto fuera poco, estamos hablando de una zona enorme. La civilización China primigenia se desarrolló en las orillas del río Amarillo y fue ejerciendo una enorme influencia sobre las zonas colindantes que rápidamente se desarrollaron e integraron en su constelación política y cultural hasta el punto de que en sucesivas ocasiones (Shang, Zhou, Qin) las potencias periféricas se hicieron con el liderazgo político, al que siguió el cultural. Un cosmos tan extenso y cambiante albergaba una diversidad lingüística y cultural a medida, con diferentes tradiciones y lenguas que los poderes políticos solo lograron unificar a través de un único sistema de escritura que se adaptaba a las diferentes lenguas.

Por consiguiente, tampoco es de extrañar que las cosmogonías tradicionales chinas sufriesen una cierta unificación que dio lugar al taoísmo que fue atribuida a dos figuras: el semilegendario Laotze y el mítico Emperador Amarillo, a los que se atribuyen los textos básicos del Taoísmo.

Paralelamente a este fenómeno, llegaron los dos grande sistemas filosóficos, confucianismo y budismo, que arraigaron rápidamente en la sociedad hasta dar lugar a lo que definiríamos como un equilibrio a tres.

En este equilibrio se produjo una interacción entre los tres sistemas. La adoración por los antepasados confucianista no era algo difícil para los budistas y la rueda del karma budista no tardó en entrar en el taoísmo.

Dioses

En este contexto, el taoísmo desarrolló una mitología mucho más concreta que hasta cierto punto personalizó los elementos en una corte divina similar a la terrenal.

Para los chinos el elemento principal siempre había sido el Tian o cielo. En las esferas cultas fue visto de forma más filosófica pero la gente acabó por ver a un dios al que se definía como Yu Huang o Emperador de Jade de los dioses.

Ese Emperador de Jade gobernaba todas las cosas junto a su esposa Xi Wang Mu desde el monte Kunlun (una especie de Olimpo) asistido por toda una corte de dioses funcionarios procedentes del imaginario popular que se integraron según principios confucianos, taoístas y budistas (caso del karma).

Para los chinos había cinco elementos asociados a montañas, puntos cardinales y estrellas. El agua era el elemento asociado al norte (que los chinos tenían en mala estima por el frío), al invierno y el planeta Mercurio (estrella de agua).

Dentro del funcionariado divino encontramos a Matsu, una humana nacida en Meizhou en 960 en una familia de pescadores llamada Lin. Su nombre original era Lin Moniang (“Doncella Silenciosa”). Se decía que era una gran nadadora, hasta el punto de echarse a nadar en medio de un tifón para salvar a su padre. No hay consenso en si lo consiguió, pero nadando en las aguas tras su muerte encontró a dos demonios (“Ojo-a-mil-millas” y “Oído-al-viento”) a los que derrotó y convirtió en sus sirvientes.

Estatua de Matsu

Estatua de Matsu

Su culto comenzó con la dinastía Song y se mantiene en algunas provincias del sur este de China. Suele ir ataviada de rojo para guiar a los marineros y pescadores, de los que es guía y protectora.

Menos amable es Gong Gong, una especie de dios primigenio de las aguas que suele representarse cómo un dragón con rostro humano. Antes de la hegemonía del Emperador de Jade, Gong Gong gobernaba las aguas como uno de los tres augustos originales junto a Fuxi y Shennong. Los tres por debajo de Zhou Rong, dios del universo.

En los textos del Tōngjiàn Wàijì se afirma que Gong Gong envidiaba los dominios de los otros augustos y desencadenó una gran inundación para conquistarlos. Zhou Rong respondió atacando las aguas con calor suficiente para hacerlas hervir, lo que forzó a Gong Gong a retirarse. En su retirada partió el Monte Imperfecto, uno de los pilares que sustentaba el cielo, desencadenando una era de desastres.

Se afirma que Nuwa y Yu, dos héroes ilustrados chinos, fueron capaces de reparar o contener estos daños. No se vuelve a mencionar a Gong Gong.

Dentro de la cosmogonía taoísta hay ocho héroes conocidos como “Los Ocho Inmortales” que realizaron diversas proezas, entre ellas visitar el mar a lomos de tortugas.

Dragones

Dentro de la mitología china, los dragones tienen un protagonismo trascendental, considerados al nivel de los dioses o héroes perfectamente integrados en la corte del Emperador de Jade. Gong Gong o Yu se representaban como dragones.

Y el mar está dividido entre cuatro “reyes dragones” o Long Wang: Ao Guang, Ao Qin, Ao Run y Ao Shin.

Pese a que son dragones, pueden adoptar forma humana. Dominan el clima, es a ellos a quien deben rezar si buscas poder. Todos ellos tienen su propia corte y sirvientes.

Estatua del Rey Dragón

Estatua del Rey Dragón

Son hermanos pero no está claro el origen del apellido Ao, que es el más común de China. En los lugares donde se rinde culto a Matsu comparten santuarios.

Ao Guang o Ao Kuang era el señor del mar del Este, el Mar de China Oriental. Era el más importante de los cuatro, su riqueza era largamente envidiada.

En el mito del Viaje al Oeste, el rey mono Sun Wukong lo visita en busca de armas para su viaje. Ao Guang le sugiere que pruebe con el Ruyi Jin Gu Rang, un bastón que se usaba para medir la profundidad del mar y controlar las mareas al que en teoría nadie podría levantar. Sun Wukong consigue levantarlo, con lo que obtiene el bastón y otras armas.

Otro mito menciona que un joven semidiós llamado Nezha dañó el palacio de Ao Guang por accidente y este envió primero a su investigador, Li Gen, y luego a su hijo, Ao Bing, para castigarlo. Pero Nezha los mató a los dos, a lo que Ao Guang reaccionó reclamando una compensación.

Nezha consiguió derrotar a Ao Guang pero este tomó a sus padre como rehenes, liberándolos solo con la condición de que le fueran entregados los órganos interiores de Nezha.

Ao Ming es el dios dragón del Mar Norte, identificado nada menos que con el lago Baikal. Se sabe que Sun Wukong consiguió que le entregara otras armas.

Ao Qin es el dios dragón del Mar del Sur, Mar del Sur de China. También entrega armas a Sun Wukong y se tuvo un conflicto con los Ocho Inmortales por la muerte de algunos sirvientes.

Y Ao Run es el dios dragón del mar occidental, identificado con el océano Índico. Él también entrega regalos a Sun Wukong.

También está Li, un dragón menor de los mares sin cuernos y carente de honores divinos. Mientras que Shenlong es un dragón acuático asociado a la lluvia. El pueblo tenía cuidado de no ofender a Shenlong porqué podía causar sequías.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Mitología

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s