Varamientos de cetáceos

Los varamientos de cetáceos en la costa son un fenómeno evocador y casi legendario que llega a conmover a muchas personas.

En realidad, en la mayoría de los casos no se trata de un fenómeno especialmente misterioso. Simplemente se trata de cadáveres de animales que han puerto por causas más o menos naturales y las corrientes han llevado a la costa.

Tampoco es raro que animales enfermos o casi muertos sean arrastrados por la corriente a la costa de donde no son capaces de escapar.ballena1

Con todo, existen casos de animales relativamente sanos cuyo motivo sigue siendo motivo de controversia. Se han proporcionado una serie de explicaciones técnicas, a saber:

  • Cohesión social.
  • Interacción con las artes de pesca (muerte por ahogamiento y varamiento muertos).
  • Varamientos por enfermedad.
  • Acción de diferentes factores:
    • Climáticos.
    • Topográficos.
    • Oceanográficos.
    • Geomagnéticos.
    • Demográficos.

También se ha discutido bastante sobre si los varamientos se han incrementado en los últimos tiempos.

Una de las teorías afirma que los varamientos se incrementan por el aumento de la población. Esta idea se basa en el incremento de varamientos de calderones en Canadá y Reino Unido tras el final de su presa en torno a 1900, pero a esta teoría se ha replicado que, al ser objeto de cacería, los grupos de animales que se acercaban a la costa eran capturados. Si tenemos en cuenta que los animales que varan suelen estar enfermos o moribundos no debieron de ser un gran desafío. Por ello, los animales que podrían haber constado como varamientos constaban cómo capturas. Una curiosa pirueta de las estadísticas.

Es cierto que muchos animales enfermos varan. Según Alonso la mayor parte de los animales que varan presentan patologías causantes de dolor, debilidad, estrés, fiebre o confusión. Según el propio Alonso, los cetáceos podrían acercarse a aguas someras para recuperarse o en busca de seguridad exponiéndose a quedar encallados.

Los calderones tienen tendencia a varar en grupo

Los calderones tienen tendencia a varar en grupo

En mi propia experiencia, puedo citar el varamiento de varios cetáceos varados en Andalucía y Galicia muy enfermos. En un caso se trataba de una hembra de cachalote pigmeo que según los que la vieron viva “estaba en las últimas”, cuando yo llegué ya estaba muerta. Muy diferente es el caso de algunos jóvenes delfines que fueron encontrados en Galicia y atendidos por la CEMMA con éxito.

En lo que se refiere a los varamientos masivos atribuidos a las especies gregarias cómo los calderones (Globicephala sp) o negrones (Pseudorca crassidens) se ha atribuido a su potente naturaleza gregaria.

Este gregarismo se centra en un ejemplar dominante, generalmente una hembra de avanzada edad, al que los demás individuos siguen como guía y posible maestra. En el caso de que este ejemplar sufra de alguno de los problemas que define Alonso y busque refugio en aguas someras, el resto del grupo la seguirá corriendo el grupo de quedar todos encallados.

Si se tratara de un individuo de bajo rango en el grupo (jóvenes), el grupo lo abandonaría al cabo de un tiempo y perecería. Si se trata de un ejemplar adulto de rango medio dentro de la sociedad el grupo le acompañará y dará apoyo, pero no se sacrificarán por él.

Pero en el caso de un líder sí que se arriesgarán a morir por ella. Cuando lo estudiaba, una amiga mía comentó “¡Parece una secta!”. Pero en este caso varan ejemplares perfectamente sanos que sufren daños orgánicos y lesiones en el llamado “síndrome de varamiento”, situación que requiere un gran esfuerzo para salvar sus vidas.

Otra posible explicación de varamientos se atribuye a la desorientación de ejemplares que han sido afectados por un trauma acústico subletal. Esto es, han sido afectados por explosiones o sonares que han supuesto un trauma para sus sensibles sistemas auditivos pero que ha sobrevivido seriamente afectados. En estas condiciones tienden a encallar.

Otra teoría señala a la capacidad de los cetáceos para orientarse según el campo magnético. No tienen una brújula interna sino que se centran en las líneas de flujo y alteraciones para determinar su posición y el espacio recorrido. Se ha demostrado que los cetáceos se mueven según las líneas del medio campo magnético. Pero existen zonas costeras donde los flujos de potencial se ven alterados y los cetáceos se desorientan, pudiendo encallar confundidos.

A pesar de todos los estudios, todavía es imposible predecir los varamientos. De hecho, se trata de un fenómeno diverso donde cada caso tiene sus propias características.

Los calderones son una especie icónica por sus varamientos marinos, pero Galicia y Andalucía la especie que más tiende a varar es el delfín común (Delphinus delphis) pese a su retroceso en el Mediterráneo. También es importante la presencia de delfines mulares (Tursiops truncatus) o listados (Stenella coelurioalba) entre los ejemplares varados.

Por el contrario, es raro encontrar misticetos (ballenas filtradoras) varados, aunque esto se puede explicar por lo poco que se acercan a la costa. En general se trata de animales amantes del mar abierto. Los ejemplares que mueren en esas zonas tienen a hundirse tarde o temprano.

¿Qué hacer de encontrar a un cetáceo varado?

Cómo he mencionado antes la mayor parte de los animales varados ya están muertos, de modo que lo primero que debemos hacer es comprobar si están vivos o muertos.

Bajo ningún concepto debemos tocarlos sin guantes ya que podrían estar enfermos y transmitirnos enfermedades. Incluso puede ser mejor idea no tocarlos ya que esto puede estresarlos y no faltan los autores que consideran que ese estrés puede suponer la gota que colma el vaso del síndrome de varamientos matándolos.

En caso de que el ejemplar esté muerto simplemente se deberían avisar a quien tenga las competencias para retirar el cadáver. Se puede identificar la especie, medir el ejemplar, determinar el sexo y tomar nota del lugar donde ha aparecido. Toda esta información puede ser muy interesante para el estudio del fenómeno en el futuro.003D7ALM-EJD-P1_1

En caso que nuestro ejemplar esté vivo se consideran tres opciones principales:

  • Liberación inmediata: especialmente importante en el caso de varamientos masivos o en casos de varamientos de algunos misticetos desorientados, debido a que se trata principalmente de ejemplares sanos que pueden perecer a causa del síndrome de varamiento o bien a la imposibilidad de un diagnóstico en caso de ejemplares grandes.
  • Eutanasia: opción solo para casos irreparables en que el animal esté agonizando para ahorrarle sufrimiento. La decisión solo debe tomarla un veterinario.
  • Recuperación: trasladar al animal a instalaciones donde pueda ser cuidado y sanado de sus heridas o enfermedades para luego liberarlo. Recibe tratamiento clínico, pomadas o inyecciones.

En el caso de que nuestro animal no haya llegado a la costa debemos evitar que llegue y encalle. Para ello debemos evitar ponernos nerviosos y ser violentos, podemos conducirlo al mar con una embarcación.

En caso de que esté varado en la costa pero vivo debemos de intentar disminuir el estrés que sufre, ralentizar la hipertermia y rehidratarlo, darle energía o antibióticos si los necesitamos.

Para ello existe un decálogo propuesto por Alonso en 2001:

  • Avisar a las autoridades pertinentes para que el equipo de rescate se ponga en marcha.
  • Mantener la calma y valorar las consecuencias de cada actuación.
  • Devolver al animal al agua, si es posible, y mantenerlo en flotación. El “traslado” debe ser adecuado y nunca pasar por hacer rodar o arrastrar al animal por la arena.
  • So no podemos devolverlo al agua, mantener el cuerpo mojado especialmente las aletas para facilitar la termorregulación.
  • Evitar el contacto directo con el sol.
  • Mantener el aventador libre tanto de agua como de arena o cualquier cosa que pueda obstruirlo.
  • Delimitar un perímetro de seguridad en torno al animal (mínimo 10 metros).
  • Evitar los ruidos fuertes y los movimientos bruscos.
  • Prever las reacciones del animal que puedan provocar daños (movimientos cola, cabeza…)
  • Tratar de recortar datos de interés para los veterinarios de equipo de rescate tales como la frecuencia respiratoria.

En caso de moverlo debe de hacerse con cuidado, lo mejor es utilizar una lona para transportarlo.

Debemos evitar las aglomeraciones y sacarlos del agua innecesariamente, tampoco deberíamos pujar por las aletas porqué le haríamos daño.

Lo que sí debería hacerse siempre es anotar la zona y la posición en que hemos encontrado al ejemplar. También, a ser posible, estaría bien medir el ejemplar, determinar la especie y el sexo.

Para ello hay numerosas guías, aunque también se puede tomar una foto al animal para que los expertos lo identifiquen.

¿Cómo se sexa un cetáceo? No es algo complicado, los cetáceos son mamíferos que presentan fecundación interna y producen leche, por lo que la zona ventral difiere según los sexos.

delfin2

Autoridades competentes a las que se puede acudir en España:

  • CEMMA: Coordinadora pra o Estudo des Mamíferos Marinos Ameazados tiente dos unidades de acción, con bases en Nigrán y Ferrol respectivamente. A su vez forma parte junto a la Xunta de Galicia de la Red de Varamientos de Galicia desde 1999.
  • CIRCE: junto con el CREMA de Málaga y la Junta de Andalucía trabaja en la recuperación de especies animales varadas en el litoral andaluz, tarea para la que cuenta con numerosos grupos de voluntariado.
  • BEVACET: es la organización que opera en la zona mediterránea, para lo cual tiene numerosos convenios internacionales y recibe el apoyo de los restantes grupos medioambientales y el gobierno.
  • CRFS: Centro de Rehabilitación de Fauna Silvestre de Tafira. Excmo. Cabildo de Gran Canaria.
  • CEPESMA: Coordinadora para el Estudio y Protección de las Especies Marinas de Asturias.
  • AMBAR: Sociedad para el Estudio y la Conservación de la Fauna Marina de Euskadi.

En general, en caso de duda se debería acudir a las autoridades autonómicas o locales.

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Biología, Ecología

2 Respuestas a “Varamientos de cetáceos

  1. Manola

    QUISIERA CONOCER DE DONDE VIENE ESO DE AUTORIDADES COMPETENTES (Creo yo que son simples ong y no Autoridades de nada)

    Me gusta

    • Efectivamente la mayor parte son ONGs pero todas ellas (como se señala) trabajan conjuntamente con las autoridades medioambientales, las cuales les han prestado apoyo (especialmente logístico) e incluso han llegado a delegar el salvamento de cetáceos en ellas.
      Así que efectivamente no son las autoridades competentes propiamente dichas pero a la hora de la verdad lo son de facto.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s