Mesa redonda sobre seguirdad

Hace dos semanas me personé en la mesa redonda del Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo que versaba sobre el trato a la prevención de riesgos laborales. Mesa que dejó, además de unos entremeses de queso y tortilla, unas cuantas conclusiones.

Como su propio título indica, esta mesa redonda se ha centrado en la relación de los medios de comunicación con la prevención de riesgos laborales, centrándose en la defensa de la buena praxis informativa.

Según los ponentes, la prevención actual de riesgos se enfrenta a dos grandes cuestiones: la internalización de las empresas y el establecimiento de hábitos de vida saludables.

El lema “más vale prevenir” no es un cliché sino algo intuitivo. Para ello es importante la comunicación dentro de la empresa ya que ayuda a la salud de los trabajadores y los empresarios.

En ello se centraba la mesa redonda: en la importancia de la comunicación en el futuro y el escaso interés que genera para los medios.

La primera diferencia que trabajó la mesa redonda se refirió a que no es lo mismo un suceso (“accidente desgraciado”) y las cosas que suceden.

Cómo señalaron “lo que no se comunica no existe”, los anuncios pueden ser un medio de comunicación interesante y proceden de tres medios:

  • Empresas
  • Institucional
  • Medios de comunicación

Aquí comienzan los problemas. Como señala Marcial Marceau “El hombre moderno se rodea de infinitas posibilidades de comunicación que, paradójicamente, es lo que más le falta”. Es lo que formalmente se considera “saturación de información”, muy estrechamente relacionado con internet, las redes sociales y la prensa.

Para la prensa la prevención es un fenómeno poco interesante. No es solo tendencia amarilla, no pueden informar de un accidente que nunca se ha producido, mientras que los accidentes que se producen son noticias más llamativas que los detalles positivos como el esfuerzo. Una de las características de la buena gestión es que pasa desapercibida. Cuando las cosas se hacen bien no hay problemas y la gente no se preocupa, prestando su atención a otras cosas.

Los errores, por el contrario, son algo muy llamativo. Se ha dicho que en internet las cosas se vuelven virales cuando se producen errores o fallos, cuando se producen accidentes o muertes esto es más llamativo para los medios o las redes sociales.

De hecho, si escribimos accidente en youtube, la primera opción que nos aparece es accident videos y encontramos 8.540.000 resultados. Si buscamos prevención de riesgos laborales encontramos 180.000 vídeos.

Por consiguiente, es necesario un cambio en las posturas de los medios para que comprendan que la buena praxis puede ser también noticio.

Y aquí llega otro de los problemas que mencionaron en la mesa redonda y que afecta a muchos sectores muy diferentes: cada vez que se a una empresa se acusa a quien lo hace de cobrar bajo mano o hacer publicidad.

El espíritu humano es desconfiado y en estos tiempos en que podemos encontrar toda clase de información contradictoria. Aunque esta situación comenzó con casos como el negacionismo del cambio climático con el objetivo de establecer un sesgo cognitivo global que causase desconcierto, se ha extendido a muchos campos favoreciendo toda clase de posturas.

En este sentido una de las ideas más extendidas es la de la maldad de las empresas (cosa de la que se han beneficiado algunas empresas). Así que todo aquel que no las condena se considera que está a su servicio o a los que critican sus errores se los acusa de “antisistema”. En algunos casos las posturas están extremadamente enconadas.

Esto es simplemente ruido que ahoga las reflexiones sensatas. Para combatirlo es necesario cultivar una mentalidad crítica y seria y realizar análisis serios y comedidos que acerquen una imagen clara de la seguridad laboral a toda la sociedad, especialmente a los profesionales que se benefician directamente de ella.

Por ello es necesario un cambio de mentalidad sobre la salud laboral que debe deje atrás el morbo y el fatalismo para dar paso al análisis profundo de las situaciones.

Varias cosas deben quedar claras:

  • La responsabilidad es transversal, afecta a todos los niveles.
  • La prevención un pilar trascendental de la sociedad.
  • La prevención no es un gasto sino una inversión.

Por supuesto, no todo se resume en comunicación. España es un país cuyo tejido empresarial se compone por una multitud de PYMES (Pequeñas y Medianas Empresas), las cuales tienen problemas para asegurar una completa seguridad laboral a sus trabajadores, que no es raro que sean los propios empresarios. Este es un problema serio que requiere de coordinación y apoyo.

La mesa redonda concluyó con un almuerzo donde lo que más comí fue queso. En general, la mayor parte de la gente parecía coincidir en la necesidad de un mejor tratamiento a la prevención en los medios y alterar la mentalidad tanto de los empresarios para que la consideren la prioridad que es.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Aplicación, Ciencias Sociales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s