Las vidas del vidrio

El vidrio es lo que normalmente llamamos “cristal”, pese a que técnicamente no es un material cristalino debido a que la estructura cristalina implica la formación de estructuras (cristales) que se repiten y el vidrio ha sido solidificado de forma que no se forman esas estructuras dando lugar a una estructura amorfa.

En realidad se trata de un material cerámico conocido desde los albores de la historia. Los restos de vidrio más antiguos datan de 5.000 años a.C. en Asia Menor, Mesopotamia y Egipto. Las primeras piezas compuestas íntegramente datan de 2.100 a.C.

La técnica de soplado comenzó a utilizarse en Egipto hacia el año 200 a.C. y fue perfeccionada por los romanos al emplear óxidos metálicos como colorantes.

Durante la edad media se convirtió en un objeto de lujo (recordemos al maestro vidriero de “El Nombre de la Rosa”) pero a partir del siglo XVII se fue extendiendo a todos los hogares a lo largo de la sociedad.

Gracias a sus cualidades específicas es, junto a la cerámica, el material más antiguo y más utilizado para la conservación y el almacenamiento de productos.

El vidrio se obtiene a partir de arenas calizas (CaCO3) y sales minerales (Na2O) que se funden en torno a 1500ºC para ser moldeados o soplados para darles diferentes formas con las que se lo deja enfriar.

Los vidrios planos como las ventanas se dejan enfriar sobre piscinas de estaño.

Durante la fabricación se generan residuos sobrantes similares a las escorias del trabajo con metales que se pueden reciclar.

Hay dos tipos principales de vidrio:

  • Vidrio normal, sódico o sodo-cálcico: fabricado a partir de arenas y sales, es de utilización general.
  • Vidrio pírex: se le añade boro, bórax u óxido de boro que lo hace más resistente al choque térmico. Se utiliza para casos concretos como envases de medicamentos.

Entre las ventajas del vidrio, una de las más importantes es que se trata de un material químicamente inerte (elevada inercia química), dado que no reacciona químicamente con nada, lo que lo hace un buen material para el almacenamiento de alimentos, bebidas, productos químicos o medicamentos.

Por el otro lado el vidrio es térmicamente reactivo, dilatándose, fundiéndose o incluso explotando al ser sometido a altas temperaturas.

Es duro pero frágil y presenta elevada densidad.

Como residuo en el medio ambiente, el vidrio es un primer momento problemático debido a que los vidrios recién rotos están muy afilados y de ser trasparentes pueden conducir la luz.

Con el paso del tiempo, sin embargo, al meteorizarse y tornarse opacos son completamente inofensivos. Pese a que no es biodegradable, químicamente hablando es igual que arena.

Reciclaje y fabricación

Para ello deberíamos tener en cuenta el calcín. Se trata de una mezcla de vidrio reciclado.

Actualmente se supone que solo se utiliza materia prima para la fabricación de vidrio muy minoritariamente. La mayor parte de la fabricación de vidrio se basa en la utilización de calcín mezclado con un poco de materia prima.

Para el reciclaje debe evitarse mezclar vidrio sódico y pírex debido a sus diferentes temperaturas de moldeo, ambos tienen sus propios sistemas de distribución.

Entre las ventajas del reciclaje del vidrio están:

  • Ahorro de materia prima.
  • Ahorro de hasta un 27% de energía debido a que la temperatura necesaria es más baja.
  • Según ANFEVI por cada 1000 kg de vidrio reciclado se ahorran 1300 kg combustible, 1200 kg materia prima y 1000 kg de residuos.

En caso de recoger vidrios mezclados conseguiremos un vidrio traslúcido de color verde o negro que en España se utiliza para botellas de vino o cerveza y en Japón se anuncia como “ecológico”.

La separación por colores es cara pero da lugar a un reciclado óptimo.

En países como España y Portugal el vidrio tiene sus propios contenedores para el reciclaje destinados al vidrio sódico, pero es contaminado por residuos que no deberían ir a ese contenedor (caso del vidrio pírex) denominados residuos “impropios”. En Alemania los establecimientos de hostelería reutilizan botellas de cristal y los recogen cuando la gente las ha utilizado.

De esta forma, se puede el reciclaje puede aprovechar el 100% del material y, si el bucle no se rompe, puede repetirse infinitamente.

Además del reciclado, una botella de vidrio puede volver a ser utilizada problemas debido a su inercia química que impide que el envase sea contaminado por el contenido.

En España las botellas de vidrio pueden reutilizarse en restauración a través del canal HORECA.

El reciclaje de vidrio sódico está dirigido por ANFEVI (asociación de fabricantes de vidrio) mientras que los frascos de medicamentos tienen su propio sistema integrado de gestión llamado SIGRE.

Según ANFEVI, sus empresas han reciclado unos 25.000 millones de botellas y tarros y, en España, se reciclan uno de cada tres envases, con la reutilización llegarían a un 70% del total haciendo de la economía asociada al vidrio un ejemplo de economía circular.

Pese a que le trabajo de ANFEVI, SIGRE y HORTECA puede considerarse encomiable y a la tendencia positiva en del vidrio en la RRR, debemos tener cuidado con las estadísticas oficiales ya que en estos sectores hay mucha picaresca.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Aplicación, Ciencias Sociales, Ecología

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s