Cothurnocystis ¿Tú de quién eres?

Pues seguimos a vueltas con los bichos prehistóricos raros, y hacía tiempo que no afrontaba uno tan raro como este.

Cothurnocystis fue una criatura minúscula de vivió sobre los fondos arenosos del ordovícico al silúrico en lo que llegaría a ser Europa. No se parece ni remotamente a ningún animal moderno, así que solo podemos deducir cómo vivía pero su extraña combinación de características no solo desconcierta sobre sus afiliaciones, sino que podría acercarnos a nuestros orígenes.

El Cothurnocystis elizae fue descubierto a principios del siglo XX en la ola de los descubrimientos cámbricos y recibió su nombre en 1913 de Bather, que la llamó “vejiga de cothurnus”, en referencia a un tipo de bota gruesa.

Descripción

Actualmente disponemos de 5 colecciones de fósiles descubiertos en Reino unido (3), Francia (1) y República Checa (1) que han sido datadas entre los 478,6 y los 445,6 millones de años en el pasado. Están bien conservadas y nos permiten describirlo bien. Por ello, fue objeto de estudios muy detallados.

Estaba cubierto de una teca rígida y fuertemente aplastada formada por pequeñas y numerosas placas de carbonato de calcio. La boca estaba en la parte central de la teca en la base del pedúnculo mientras que el ano en uno de los extremos. Contaba con hendiduras branquiales reforzadas por grandes placas marginales de la teca.

En la parte posterior del cuerpo presenta una interesante extensión, una especie de cola que se ha preservado en numerosos ejemplares y que algunos autores consideran que pudo ser similar a la notocorda de los cordados.

La forma de la teca es muy asimétrica, similar a la de un tenedor.

La primera interpretación que se hizo sobre Cothurnocystis tenía cierta similitud con los crinoideos: sospechaban que al final de la cola tenía un sistema para fijarse al fondo, siendo un animal sésil, que se fijaba al sustrato y filtraba el agua de una forma similar a una ostra o un lirio de mar.

Pere actualmente esta interpretación está descarta al no encontrarse ni rastro del supuesto sistema de fijación en ninguna colección ni en sus parientes. En 1992 R.P.S. Jefferies propuso que Cothurnocystis yacía sobre el fondo plano pero no inmóvil.

Según su teoría, Cothurnocystis utilizaba la cola para arrastrarse marcha atrás enterrándola en el fango y tirando de sí mismo para luego extraerla del sedimento y volver a empezar, un sistema locomotor actualmente desconocido.

A su vez, propuso una explicación para a la desconcertante asimetría corporal de este pequeño animal: según Jefferies, el antepasado de Cothurnocystis y sus parientes podría haberse posado sobre el fondo y dado la vuelta sobre su lado derecho (fenómeno llamado doxoterismo) para luego arrastrarse para atrás.

Yacer de esta forma sobre el fango tuvo que tener sus inconvenientes, como que la boca quedara sumergida en el sedimento, lo cual explicaría la aparición de tentáculos alrededor de la boca, que a su vez sirvieron para filtrar el sustrato en pos de alimento mientras que los tentáculos al otro lado serían un estrobo y se perderían, así como cualquier apéndice que fuera un problema para la locomoción a rastras.

Este proceso habría dado lugar a un cuerpo asimétrico cuyos descendientes mantuvieron, al contrario de sus antepasados simétricos.

Resumiendo todo esto, Cothurnocystis elizae parece haber sido un minúsculo animal de cuerpo duro de cuerpo asimétrico cual rodaballo que se arrastraba marcha atrás con su cola quizá similar a una notocorda sobre los fondos arenosos del ordovícico alimentándose de la materia orgánica presente en los sedimentos y filtrando el agua en pos de alimento y oxígeno con sus branquias internas similares a las de un cefalocordado.

En una frase, se ha descrito como un animal epifaunal suspensívoro capaz de moverse.

Relaciones

Donde Cothurnocystis realmente causa controversia es sobre sus relaciones filogenéticas.

Su filogenia lo sitúa dentro del grupo llamado Cornutida en el subfilo extinto de los estilóforos, dentro de los equinodermos. En general hay consenso en este punto de vista aunque algunas voces hablan de ubicarlo junto a sus parientes como Procothurnocystis o Rhenocystis (que inspiró la idea de movimiento a Jefferies) dentro de un grupo llamado carpoides que no tiene un rango exacto pero se considera emparentado tanto con equinodermos como con cordados. Y no faltan tampoco las voces que afirman que los carpoides son cordados.

Por rizar el rizo, se lo ha descrito como un “equinodermo ancestral que muestra las características descriptivas de los cordados”.

Sea como sea, la teca de Cothurnocystis es muy similar a la de los equinodermos pero muestra características típicamente cordadas como las hendiduras branquiales y la cola post anal.

Esta combinación de características ha llevado a sugerir que los carpoides o estilóforos podrían ser los antepasados comunes de cordados y equinodermos, un grupo basal entre los deuteróstomos.

Sin embargo, debemos tener en cuenta que las colecciones de que disponemos se datan entre 513 y 445,6 millones de años en el pasado, época en la que disponemos ya de restos de cordados como Pikaia o Yunnanozoon, de modo que de ser así tendríamos que descubrir estilóforos todavía más antiguos.

Además, una de las principales teorías sobre el origen de los cordados hace referencia a una posible prolepsis a partir de un antepasado lofoforado, equinodermo o quizá estilóforo.

De momento lo que está claro es que se trata de un animal emparentado con los cordados (aunque no está del todo claro en que rango) que nos muestra la diversidad de la radiación adaptativa de nuestros antepasados tras la explosión cámbrica.

Otro animal completamente diferente a los que hoy día sobreviven, parte de otro experimento evolutivo que quizá no fue lo bastante eficaz o simplemente fue víctima de cualquiera de las extinciones que han azotado nuestro mundo desde entonces.

Da qué pensar.

Bibliografía:

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Biología, Evolución

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s