Cefalópodos ciclópeos IV: Dosidicus gigas

Bueno, pues llegamos al presente después de ver que la prehistoria ha tenido sus gigantes con tentáculos. Y en los mares del mundo moderno tenemos unos cuantos chipirones grandotes (tengo que dejar de hacer ese chiste).

Vamos a comenzar con uno de ellos: el Dosidicus gigas.

Este singular animal es el gigante de la familia Omastrephidae y de los cefalópodos explotados comercialmente.

Nombres

Esta criatura fue descrita por primera vez como Ommastrephes gigas en 1835 y fue cambiando de nombre a lo largo del siglo XIX hasta ser descrito en su propio género por Steenstrup en 1857.

Entre sus nombres cordiales podemos citar: calamar de Humbolt, calamar gigante de la corriente de Humbolt, potón y potón del Pacífico, mientras que en la bibliografía anglosajona se le describe como Jumbo Flying Squid.

Se ha dicho que muchas veces este animal ha sido confundido con otros tipos de calamares gigantes como los del género Architeuthis, dando lugar a citaciones erradas ya que todo calamar gigante que aparece en el Pacífico americano suele clasificarse dentro de esta especie.

Descripción

El Dosidicus gigas está estrechamente emparentado con las potas o voladores y como tales es un nadador activo con un cuerpo bastante musculado, por eso su carne es fibrosa.

Tiene una poderosa musculatura y forma hidrodinámica con un manto robusto, tiene aletas romboidales musculosas y entre sus características particulares están presentar un cartílago de cierre entre el sifón del manto con forma de T invertida y que sus ojos están expuesto al agua sin cristalino.

Su coloración es rojo-violeta y su piel no tiene grandes fotóforos, aunque pueden desarrollar algunos pequeños a lo largo de su ciclo vital.

Los brazos son robustos y estirados en puntas distales, con 100 a 200 ventosas.

Su manto puede llegar a los 1,2 – 1,5 metros, la longitud total puede llegar a los 4 metros y su peso a los 150 kilogramos pero la mayor parte de los ejemplares no supera los 50 cm de longitud del manto, los 2 metros totales y los 35 kg de peso.

Hábitat y comportamiento

El Dosidicus gigas está considerado como una especie de costumbres nerítico oceánicas de las aguas del Pacífico oriental entre las aguas de California y las de Chile. Parece estar dividido en dos poblaciones principales: una asociada a la corriente de Humbolt y otra a la corriente de California.

Su hábitat son las aguas de alta productividad y los giros oceánicos asociados a ambas corrientes. Prefieren aguas cálidas entre 15 y 28ºC aunque se los ha encontrado en aguas hasta 4ºC y asociados a mínimos de oxígeno. Un estudio en aguas californianas dio señaló que los ejemplares prefieren aguas frías e hipóxicas durante el día y cálidas y oxigenadas durante la noche.

Como muchos de sus parientes es un nadador activo que realiza importantes migraciones tanto verticales como horizontales.

Se los ha encontrado a profundidades que van de la superficie hasta los 1.200 metros de profundidad, esta especie presenta división por grupos de talla y los adultos tienen tendencia a quedarse hasta los 200 metros.

Sus migraciones suelen ser norte sur y viceversa entre las zonas de alimentación a las de reproducción. Estos desplazamientos son masivos, implicando enormes cantidades de ejemplares, y alcanzan velocidades entre 5  y 25 kilómetros por hora. Está demostrado que estas migraciones se ven afectadas por el fenómeno de El Niño que afecta a la distribución de las masas de agua en el Pacífico.

También es un depredador activo que captura a sus presas con sus tentáculos, fundamentalmente de noche. Entre sus presas hay un amplio ramillete de peces, como peces linterna, crustáceos y otros cefalópodos. En California la presa más encontrada en sus estómagos es el crustáceo Pleuroncodes planipes seguido de peces, moluscos (otros cefalópodos y pterópodos) e incluso parásitos.

Otra cosa que se observó en California fue que en meses invernales consumen más peces mientras que en verano prefieren crustáceos. Aquí también encontramos una segmentación entre edades, teniendo los ejemplares jóvenes una dieta más variada y los adultos centrándose en P.planides, el cefalópodo Histioteuthis heteropsos y pterópodos.

Se cree que su depredación y migraciones pueden llegar a tener un efecto en las poblaciones de sus presas y enemigos, siendo una especie con bastante peso en el ecosistema y las actividades extractivas.

Son criaturas sociables cuyos hábitos van cambiando con la edad. Así, los juveniles se mueven en grupos de hasta 50 ejemplares y son tan activos que llegan a saltar del agua mientras que los subadultos viven en grupos de 20 a 1.200 individuos y son menos activos y los adultos se mueven en grupos de 2 a 12 ejemplares nadando más lentamente.

Paradójicamente, se trata de una especie caníbal en la que los ejemplares de menor tamaño pueden ser un parte importante de la dieta y tan agresivos que se ha documentado que se atacan entre ellos al ser capturados. Incluso se han documentado ataques esporádicos a buzos.

Entre los enemigos del Dosidicus gigas tenemos, además de los ejemplares de mayor talla de su propia especie, a otros cefalópodos, peces espada, tiburones y mamíferos marinos como focas, calderones y cachalotes, que actúan sobre los ejemplares más grandes. Por el contrario, las gaviotas son una amenaza para los ejemplares más pequeños.

Entre las defensas del calamar de Humbolt están su tamaño, los grandes grupos y la famosa tinta que es básicamente mucosa con melanina que afecta al pH del medio.

Otra cosa singular es que esta especie puede participar de varamientos masivos periódicos pero variables. En 1930 uno de estos episodios llegó a bloquear el puerto de Talcahuano en Chile.

Reproducción

Como todos los cefalópodos, Dosidicus gigas es semélparo, esto es, tiene un único ciclo reproductor antes de su muere.

Los hábitos reproductivos todavía son poco conocidos, aunque se ha observado la cópula: el investigador A.V. Parfenjuk describió que había visto dos ejemplares nadando cerca de la superficie hasta que el macho se acercó lentamente a la hembra y acabaron cruzando sus tentáculos cabeza contra cabeza durante unos 50 segundos y manteniéndose a flota mediante e movimiento suave de sus grandes aletas. Una vez concluida la cópula ambos ejemplares se separaron.

Es una especie extremadamente fecunda: las hembras pueden tener hasta 32 millones de ovocitos aunque lo normal es que oscilen entre 0,3 y 13 millones y los machos pueden acumular entre 300 y 1.200 espermatóforos de entre 25 y 35 cm de largo.

Hasta donde he podido encontrar, la puesta no se conoce pero se supone que es pelágica y, dado que las hembras no pueden evacuar por sus oviductos más del 10% de los ovocitos maduros a la vez, se supone que se produce una puesta múltiple dentro de su único ciclo reproductor.

Lo que sí se sabe es que su zona de reproducción está sobre el talud continental.

El período de desarrollo embrionario dura de 6 a 9 días a 18º C, tras los cuales eclosiona la larva Rhynchoteution con todos los tentáculos unidos que se van separando al desarrollarse. Está entre los omastréfidos con mayores tasas de crecimiento: llega a crecer 1,1 mm al día y alcanzar entre 100 y 270 mm en 45 a 55 días. Este crecimiento acelerado se reduce cuando llega la maduración pero no se detiene ya que los adultos crecen a una tasa de 0,2-0,4% al día.

Sus hábitos y dieta varían con el tiempo como ya hemos visto y su esperanza de vida alcanza un año.

Captura comercial

A diferencia de otros cefalópodos gigantes, el potón es capturado con fines comerciales, lo cual ha ayudado a conocerlo mejor.

Se trata de un recurso con gran biomasa, que en 2006 se estimaba en 7 – 10 millones de toneladas.

Las capturas comenzaron a principios de los años 70 en algunas zonas del Pacífico por pesqueros japoneses con base en Chile, donde la pesca tuvo bastante éxito en 1974 pero comenzó a decrecer hasta su abandono en 1983.

Actualmente es fuertemente explotada en las aguas de México y Perú, más esporádicamente en Chile. En aguas peruanas se han llegado a extraer más de 200 toneladas anuales.

La estrategia de captura normal son barcos conocidos como poteros, normalmente japoneses, y los camaroneros en México.

Es un recurso fuertemente estacional cuyas capturas suelen ser mayores en verano pero la temporada de pesca ha ido alargándose. El año con mayores capturas según la FAO fue 2014 con un total de 1.161.690 toneladas.

La pesca deportiva se practica sobre todo en California y no es muy importante. La captura se utiliza como cebo.

¿Para qué se utiliza? Pues es para consumo y exportación, es bastante apreciado y consumido en algunos lugares, se lo suele vender en anillas para paellas o sopas de pescado. Hace unos años yo compré unos tentáculos en Portugal que vendían (de forma no realmente fraudulenta) como “calamar gigante”, estaba bastante bueno.

Sin embargo existe un uso que se le parece estar dando a sus tentáculos en Galicia y otros lugares sirviendo brazos de potón en lugar de tentáculos de pulpo (Octopus vulgaris) en el polvo a feira. Resulta que el Dosidicus gigas es tres veces más barato, más fibroso y menos sabroso que el pulpo, por lo que hay empresas que se dedican a la picaresca.

Bibliografía:

Deja un comentario

Archivado bajo Biología, Ecología

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s