Cefalópodos Ciclópeos VI: Enteroctopus dofleini

Bueno, tras varios calamares gigantes llega el momento del pulpo gigante. El Enterotopus dofleini o pulpo gigante del Pacífico es el más grande de los octópodos. Está estrechamente relacionado con los pulpos del género Octopus, hasta el punto de que ha estado clasificado dentro de este género, pero es mucho más grande y tiene una zona de distribución muy marcada.

Descripción

Se parece mucho al pulpo común, siendo un molusco bilateral carente de concha con ocho brazos armados con 280 ventosas dotadas de receptores químicos y una gran cabeza. El manto recubre los órganos y es básicamente tejido muscular.

Como tantos otros cefalópodos, tiene numerosas células pigmentarias o cromatóforos en la piel y suele tener un color castaño o rojizo pero puede alterar el color y la textura de su piel para camuflarse. Su tegumento también está recubierto de células mucosas que ayudan a lubricar sus movimientos.

Una de las características más distintivas de este animal es su gran tamaño, siendo el peso medio entre 45 y 60 kg y 60 cm de radio. Siendo el máximo registrado de unos 272 kg y 9,6 metros de diámetro.

Para alcanzar semejantes dimensiones tienen un ciclo de vida de 4,5 – 5 años.

Tienen un pico similar al de un loro que contiene una rádula, también dos glándulas salivales que ayudan a la digestión y secretan toxinas como alfa y beta cefalotoxinas fatales para los crustáceos.

El cerebro cuenta con más de 520 millones de células nerviosas, de las que 150 forman parte del cerebro y 350 de distribuyen por los brazos, se trata de uno de los sistemas nerviosos más desarrollados entre los moluscos.

Tienen buena vista, con un campo de visión casi esférica. No tienen visión del color pero distinguen tonos de grises. Otros órganos sensoriales son las papilas gustativas y los estatocistos para el equilibrio.

En condiciones favorables pueden regenerar partes del cuerpo muy rápidamente.

Hábitat y distribución

Se trata de una especie endémica del Pacífico Norte, los registros van de las Aleutianas a la Baja California y el noreste de Japón.

Su entorno son las llanuras mareales y los fondos de sustrato rocoso o arenoso normalmente hasta los 110 metros pero con registros de hasta 1.500 metros de profundidad. Suelen vivir en grietas y recovecos del sustrato, en los que se refugian para pasar el día.

Se ha señalado que se encuentran mayores densidades cerca de campos de algas pardas, pero también se ha detectado que se adaptan bien a la presencia urbana debido a que utilizan los recursos como refugios.

Su óptimo de temperatura se encuentra entre los 7 y 9,5ºC.

Son muy inteligentes, capaces de abrir tarros y de encontrar la salida a un laberinto.

Comportamiento

Se trata de criaturas tímidas (raramente se comportan de forma agresiva a menos que se vean amenazadas) y solitarias que suelen pasar los días en sus guaridas y salen de ellos por la noche para alimentarse.

Son depredadores activos que suelen cazar al acecho o acosando a su presa. Las paralarvas se dirigen a por presas planctónicas mientras que los adultos pueden ir a por un amplio ramillete de presas entre las que podemos encontrar crustáceos, moluscos y peces. Parece que les gustan mucho los cangrejos y los bivalvos pero también van a por peces, caracoles y otros pulpos.

Cuando atrapan una presa con concha, separan esta de la carne y la muerden con el pico o la rádula. Su boca puede secretar enzimas para paralizar y digerir a la presa.

Ellos también tienen enemigos, especialmente durante su etapa de paralarvas y juventud, que son presas para animales mayores. Conforme aumenta su tamaño menos enemigos tienen (entre ellos nutrias o leones marinos) pero tienen más defensas como el camuflaje, su naturaleza recatada y la emisión de tinta.

Reproducción y desarrollo

Como los restantes cefalópodos, el pulpo gigante es semélparo y solo tiene una reproducción tras la cual muere.

Los machos tienen una bolsa genital que contiene los espermatóforos y utilizan un brazo ectocotilo para introducirlos en el oviducto de la hembra que se encuentra en el manto. El proceso de cópula dura 2 a 3 horas y la hembra retiene durante un tiempo el espermatóforo.

La reproducción tiene lugar durante todo el año. Las hembras solamente copulan con un único macho mientras que estos copulan con todas las hembras que pueden antes de perecer tras un período de cópulas de tres meses, tras el cual perecen. Se han documentado casos de canibalismo sexual.

Durante varios días la hembra pone entre 20.000 y 100.000 huevos en racimos de entre 200 y 300 huevos. La duración del período de incubación depende de la temperatura del agua entre 150 días y un año. La hembra se queda cuidando de los huevos durante la incubación, protegiéndolos de los depredadores y limpiándolos con su sifón; no sobrevive al período de incubación y en algunas ocasiones las paralarvas devoran los restos de su madre.

Las larvas pasan por un período planctónico de 1 a 3 meses tras el que descienden hasta el fondo, donde se desarrollan hasta su máximo tamaño.

Relación con los seres humanos

En general es muy escasa. No son peligrosos para las personas y se los captura para su consumo en países asiáticos y en Norteamérica para fabricar cebo para capturar fletan pacífico. Pese a estas capturas, ni la IUCN y el CITES no consideran que esta especie está amenazada.

Bibliografía:

Deja un comentario

Archivado bajo Biología, Ecología

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s