Simarlg, una misteriosa deidad eslava

Volvemos al tema mitológico con una figura de la mitología eslava que, a pesar de su aspecto animal, era más deidad que criatura mitológica. Como ya comenté al abordar el tema de los dioses del mar, las fuentes escritas de la mitología eslava son difusas, por lo que es complicado conocer a sus protagonistas.

Este era conocido como Simarlg o Semarlg y representado normalmente como un gran perro o lobo alado, aunque en ocasiones también como un león alado.

No está muy clara la categoría en la cual podríamos situar a Simarlg, pues algunos lo consideran un dios propiamente dicho, mientras que otros lo ven más como un semidios y mensajero divino. En un papel u otro, formaba parte del panteón del príncipe Vladimir I de Kiev antes de su conversión al cristianismo.

¿Cuál era el papel de Simarlg en la mitología eslava?

Pues una de las teorías afirma que se trataba de un mensajero del cielo que conecta nuestro mundo con el hogar de los dioses, muy asociado al Sol en la cultura eslava.

Una teoría propuesta por B.A. Rybakov sugiere que Simargl es el patrón de las semillas, asimilable al dios Pereplut, pues es una deidad asociada a la fertilidad de la tierra y a la vegetación. También se lo ha asociado con la fertilidad del ganado e incluso como patrón de los buenos partos.

Se creía que en la estación cálida Simarlg descendía a bendecir la cosecha y la fertilidad de todos los animales del campo y las granjas. E incluso a las jóvenes que querían ser madres.

Una leyenda asociada a esta versión afirmaba que Simarlg creaba con sus alas un viento que esparcía las semillas y las dejaba en terrenos adecuados para su desarrollo, aunque también se le atribuían al batir de sus alas las tormentas veraniegas.

Sin embargo, se considera la opinión de Rybakov sobre el origen de Simargl desmentida por M.A. Vasiljev, que considera que Simarlg fue en sus orígenes una encarnación rusa de la deidad persa Simurgh o Senmuv.

Este Simurgh era representado como un grifo con cuerpo de perro y se supone que llegó a los eslavos a través intermediación de escitas, sármatas o alanos. Aunque molesta a algunos autores rusos, esta teoría es la más aceptada actualmente.

La decoración de brazaletes del tesoro de Tver representa al que parece ser Simarlg tallado como si fuera un árbil que crece en el suelo fuertemente curvado. Esta imagen lo asocia a las funciones mitológicas de Simurgh.

Otro mito sobre Simargl afirma que era capaz de comprender el idioma de todas las aves y que está enemistado con las serpientes, especialmente con un dragón que vive en el interior de la tierra.

Simarlg estaba casado con Kupalnitsa, diosa de la noche, y con ella tuvo a Kupalo (personificación del nuevo año) y Kostroma (diosa de la fertilidad). Otro hijo atribuido a Simarlg fue Skif, fundador de las tribus escitas.

Pero hay consenso en que Simargl tenía un lado mucho más oscuro, pues sería el responsable del fin del Mundo. Está encadenado a la estrella Polaris en la constelación de la Osa Menor y allá es custodiado por las Zoryas, diosas solares que son hijas o servidoras del dios Dazbog, divinidad patrona de la luz y el sol ampliamente venerado como uno de los dioses más relevantes del panteón eslavo.

El deber de las Zoryas era evitar que Simarlg se liberara porque con ello destruiría la constelación y, con ello, destruiría todo lo el mundo.

Deja un comentario

Archivado bajo Ciencias Sociales, Mitología

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s